miércoles, 16 de octubre de 2013

Las botas de agua han venido para quedarse




Los días de lluvia pueden provocar conflictos a la hora de combinar tu ropa….

Si a esto le añades el hecho que, llegas tarde al trabajo, porque has ido retrasando el despertador 5 minutos más, 5 minutos más, 5 minutos más y 5 minutos más hasta apurar al último segundo, y además, te has entretenido más de la cuenta en la ducha,... y lo peor de todo… es LUNES!!!... 
¿Qué nos queda? Señoras y señores una auténtica Pesadilla:

  •           Lluvia.
  •           Llegas tarde.
  •           No sabes que ponerte de ropa.
  •           Como llueve hay más tráfico.
  •           Es Lunes y lo único que te apetece es acurrucarte en el sofá con una manta y una buena peli.


Para poder facilitar un poquito estos días tan tristones y perezosos, y poderlos llevar con un poco de más alegría,

¿Qué tal si indagamos en el divertidísimo mundo de las Botas de agua?

¿No os encantaba saltar todos los charcos que se cruzaban por vuestro paso cuando erais unos mocosos?

¿No os sentíais poderosos con esas botas, como si al llevarlas puestas os dieran súper poderes?

A mí, personalmente me fascinaban!!

Y, ahora…Os animo a ver el vaso medio lleno, os ánimo a desear que llueva, para saltar de un bote cuando suene el despertador, porque ese lunes lluvioso, gris y melancólico, puede convertirse en un maravilloso Lunes para adentrarte en el más profundo fondo de tu armario y sacar esas botas de agua maravillosas que tienes!!



¡Sólo depende de ti! ¿Qué me dices, ya tienes tus botas en tu fondo de armario?





































































Espero vuestros comentarios, Besitos de chocolate para tod@s!